“Las mujeres han sido hechas para ser amadas, no para ser comprendidas.”  Oscar Wilde

Catedral

LA CATEDRAL.-

Se Trata de un edificio inmenso.- Es llamada la Dama de las Catedrales, precisamente por sus dimensiones, y por tanto, y por estar en Segovia muy fría en invierno si no le calentaran, y fresquita en verano.- Justo a éste me refería cuando he hablado de detenerme un rato en La Catedral.- Y más después de la subidita de toda la calle real.- Se dice que nuestro Obispo no hace mucho tiempo trató de poner un precio de entrada a los Turistas al Templo, – tampoco hay que rasgarse las vestiduras, lo hacen y desde mucho tiempo atrás en otras ciudades, y además el cristiano debe de ayudar a conservar este patrimonio-, porque éstos aprovechaban el lugar para descansar y tomar aliento, resguardándose del sol implacable del mediodía de verano, dejando en motivo secundario la fe y la oración.- Y es que esta solución es más barata que las “cervecitas” de las terrazas de la Plaza.-

Catedral

Pero vamos con el edificio.- Para comprenderle desde sus inicios, tenemos que saber que en Segovia, existió con anterioridad otra catedral, que estuvo situada en la explanada anterior al alcázar, parece que justo entre la verja existente hoy, y la fortaleza.

- De estilo románico, se conservan pocos vestigios de ella.- En una de las salas del alcázar, existe una pintura que la refleja, pero no parece demasiado fiable su representación.- El caso que esta catedral antigua sufrió importantes desperfectos en la guerra de las “Comunidades”, y fue más tarde el Emperador Carlos quien autorizó o impulsó la construcción de una nueva, más alejada del alcázar.- Parece que al estar ambos próximos, había sido motivo de contrariedades entre los moradores del templo y los del castillo.- Por un lado una corte, – cuando estaba en Segovia -, y en su ausencia la nobleza, un tanto festiva y libertina, y por otro la religiosidad que debía imperar en el entorno del Templo, la Claustra etc., parece que eran motivo de continuos enfrentamientos.

Así pues fue tomada la decisión de construir esta nueva, eligiendo para ello un solar en la parte alta de la Ciudad.- La construcción estaría en las proximidades del barrio judío, y ya sabemos que algunos de ellos, por no decir una buena parte, habían tenido que dejar cuanto tenían en Castilla.- No fue así difícil encontrar lugar para su emplazamiento, al que al parecer se unió, otro solar perteneciente a un convento de monjas, colindante.-

Catedral silueta

La obras comenzaron en el año 1524/1525, y fueron encomendadas a Juan Gil de Hontañon, experto maestro de obras y arquitecto, que ya había trabajado en la construcción de la Catedral nueva de Salamanca.- De suyo, todos hemos observado como la semejanza entre ambas, no deja lugar a la más mínima duda, de que podrían haber sido proyectadas por la misma mano.-

Una obra de esta envergadura, hace cinco siglos, era un gran empeño, y tardó en concluirse casi 150 años, (1.685) aunque luego después tardaría otros más de 100 años, hasta 1.787, en ser consagrada.- Se ha ganado el sobrenombre de la Dama de las Catedrales, por sus enormes dimensiones: unos 105 metros de largo.- Y la primitiva idea, fue de igualar esta dimensión con la altura de su torre, y así parece que fue; pero en 1614 un incendio destruye la parte alta de la misma, y deciden rematarla unos 20 metros por debajo del proyecto, de la forma que ahora se conserva, nada gótica. Todo tiene su razonamiento.- La Catedral de Segovia se construye gótica, cuando ya imperan en el tiempo, el plateresco y el renacimiento.-

Y es de considerar y agradecer, la poca contaminación que tuvo, pues pese a todo se acaba con bastante pureza de estilo, pese a ser la última de su estilo, edificada en España.- Cabe señalar que en la Catedral, se encuentran estupendamente conservados, planos de su edificación originales de la época, con detalle incluso de pagos de obras.- Una publicación de hace algunos años, reeditada gracias a Caja Segovia, hace descripciones fantásticas de su construcción.

- Se comienza la edificación, al contrario de cómo se hacía en la época, por la fachada posterior del templo, Puerta del Perdón, justo en lo que llamamos el “Enlosado”; y se van realizando los diferentes “cuerpos” de la obra, hasta rematar con la cúpula central.- Con todo concluido, la familia de los Ayala, años más tarde, deciden regalar la capilla del “Santísimo” – acabada en 1.720 -, que construyen al lado Sur, y con tal cantidad de gastos, que casi les supone su ruina.-

Interior catedral (vidrieras)

Catedral

También orientado al Sur, o quizás mejor suroeste del edificio, está el claustro.- Obra de Juan Guas, que siendo de estilo gótico, estuvo instalado en la primitiva catedral, que ya hemos dicho románica, y es que volviendo al tiempo que se tardaba en concluir las obras, pasaban los siglos, y con ellos los estilos se sucedían.- Fue desmontado y traído a ésta, piedra a piedra.

- También es de la vieja catedral, el “Coro”, con el sitial –dicen- que ocupaba el rey Enrique IV.- La Capilla del trascoro, fue inicialmente para el palacio de Riofrio, pero fue regalada a esta Catedral, por el Rey Carlos III.- En esta capilla, dedicada a San Frutos, patrono de nuestra ciudad, se encuentran las reliquias del Santo.

- Como ejemplo del tiempo transcurrido entre su comienzo y la finalización de las obras, tenemos que la puerta norte, por donde habremos entrado al templo, desde la Plaza Mayor, es de estilo clásico herreriano, encontrando en una hornacina frontal superior, una estatua del Santo patrón.

- La Catedral, está dedicada a nuestra Sra. de la Paz, cuya imagen preside el altar mayor.- No vamos a citar todos los muchos Tesoros, que en su interior guarda, pero si vamos a hacer referencia a tres obras de cierta importancia: El retablo “El Santo Entierro”, en altorrelieve de Juan de Juni; el tríptico del “Descendimiento” del flamenco Ambrosio Benson, y por último el “Sinodal de Aguilafuente”, seguramente el primer libro impreso en España, y que puede corroborar que la primera imprenta estuvo instalada en nuestra Provincia.

- Saliendo de la catedral, en dirección hacia el Alcázar, vamos a volver la vista atrás a la izquierda, y nos asombramos, con la fantástica imagen que nos deja la fachada principal, y la esbeltez de la torre.- Al entrar en los jardines de la Merced, dejamos a la derecha el convento de Carmelitas, fundación de Santa Teresa de Jesús; existe una placa en su fachada que evoca el hecho.- El día de la inauguración de este convento, parece que se encontraba en Segovia, junto con la Santa, San Juan de la Cruz, quien oficiaría la Santa Misa.

- Al pasar el jardín dejando a la izquierda la iglesia de San Andrés, la calle se estrecha, y toma una pendiente descendente que nos llevará al extremo de la ciudad.- Quiero que nos fijemos en este punto, porque aquí comienza, lo que fue la “Claustra” de la que también hablaremos más tarde, y donde existió una puerta de acceso a ella.-

Claustro