“Luchar por la paz es como follar por la virginidad.”  Anónimo

Exposición “Valles”

Su exposición, centrada en el paisaje y a la que ha llamado  “Valles” se puede definir como  la maestría de la melancolía. En estas obras Ana Arranz se muestra como una pintora de una gran soltura en la pincelada y con un ágil dominio del color. Sus paisajes –como los ha definido Lourdes Escribano, profesora de Arte y pintora- han ido evolucionando desde la pintura abstracta “hacia la figuración. Realismo puro, sin apellidos”. Sin embargo, todos aquellos que han reflexionado sobre la producción de esta artista, han encontrado en ella unos valores que van mucho más allá del mero ejercicio mimético. Quizá las más elocuentes hayan sido las palabras que le dedica José Luis Ibarlucea, al decir que la obra de Ana Arranz “es el intento de volver al paraíso perdido que representa nuestra infancia y nuestra adolescencia. Son los entornos segovianos de su pueblo natal pintados desde la madurez que da el paso del tiempo. Son paisajes serenos de concepción clara donde la orfandad humana es manifiesta. Sin embargo, son paisajes profundamente interiorizados y sentidos”.

La exposición podrá visitarse en las Salas de las Caballerizas del Torreón de Lozoya hasta el 19 de agosto. Nuevamente, ya en los últimos meses del año, entre el 16 de noviembre y el 16 de diciembre, la exposición viajará hasta el Centro Cultural de Caja Segovia “Cronista Herrera” de Cuéllar.