La repetición de los sueños, cuando al dormir despierta la obsesión

eleutheromania_castillo

Muchos miedos y preocupaciones salen a la luz mientras dormimos y soñar reiteradamente con una situación pone de manifiesto nuestra inquietud

El sudor frío envuelve tu frente y un sobresalto te obliga a encender la luz, deshacerte a manotazos de las sábanas y sentarte instintivamente sobre la cama. Tras unos segundos angustiosos, al fin consigues situarte en el tiempo y el espacio: estoy en mi habitación y sólo he tenido un sueño. Nada nuevo, hace mucho que duermes pero no descansas por culpa de tu obstinado inconsciente, que cada noche comparte cama contigo y te obliga a recordar, una y otra vez y en forma de sueño, aquello que te atormenta.

Los sueños son un reflejo de nuestra realidad

-Para poner fin a esta situación, lo primero que debes hacer es realizar un autoanálisis que te obligue a examinar tu vida, tanto laboral como personal.

-Recuerda que los sueños son una forma más de expresión de nuestra mente. Unas veces cifrados y otras explícitos, en todas las ocasiones son una llamada de atención sobre un aspecto de nuestra vida que no funciona correctamente y nos obsesiona.

-Una vez que hayamos investigado sobre ello y tengamos certeza de lo que nos ocurre, debemos tratar de mejorar nuestra situación. Saber encarar los problemas, estar predispuestos a solventarlos y conseguir la armonía y paz interior que nos falta, ayudará a que venzamos la angustia y la obsesión. Memoriza tu nuevo lema: no existe problema sin solución sino solución no encontrada.

-En este sentido, para despejar tu mente y clarificar tus pensamientos, te ayudará realizar deporte o actividades como el yoga , que te permitirán relajarte y a aumentar tu autoestima.

-También es fundamental que mantengas una rutina respecto al sueño : intenta dormir un número regular de horas, consigue un ambiente acogedor y agradable para tu habitación y enfréntate al momento de ir a la cama entendiéndolo como uno de los más reconfortantes y agradables de día. Saluda a la relajación y saca a patadas el estrés, el único sitio disponible junto a tu almohada es para la energía positiva.

En Parasaber ya hemos hablado del significado de los sueños y existen otras muchas teorías sobre su sentido realizadas por prestigiosos psicólogos y psicoanalistas. Sigmund Freud, padre del psicoanálisis y autor de “La interpretación de los sueños” sostuvo la teoría de que los sueños no son otra cosa que un deseo sin satisfacer o un problema no resuelto, ya sea actual o del pasado. Como su aparición, vencer los miedos que cada noche invaden nuestro descanso, es una cuestión psicológica que pasa por deshacer los nudos que hoy o ayer atamos sin querer en nuestras horas de vigilia. La felicidad volverá a nuestra vida en forma de felices y placenteros sueños.

Mejora tu memoria para el nuevo curso

0010092612

Ejercitar la memoria y mejorar la concentración son fundamentales para unos buenos resultados académicos

Son dos conceptos unidos. Cuanta más concentración seamos capaces de tener, más conocimientos podemos interiorizar (y en menor tiempo) y esto repercutirá muy positivamente en nuestra memoria. Recordar es un ejercicio cotidiano que se convierte en fundamental durante ciertas etapas de la vida, especialmente en la que vivimos como estudiantes.

Tener la capacidad para concentrarnos en un asunto determinado no es fácil y depende en gran medida de si aquello a lo que nos dedicamos es de nuestro interés. Por eso, debemos aprender a prestar atención de una forma especial a lo que nos es indiferente. Por ejemplo, si no sientes ningún tipo de afinidad por la información económica o cualquier otra del periódico, prueba a no pasar página. Emplea unos minutos en leer con detenimiento las noticias y trata de comprenderlas. Si repites este ejercicio con frecuencia, lograrás ver los resultados y te será muy sencillo concentrarte en materias que te interesen más.

Otros trucos para mejorar la memoria

-Realiza ejercicios de memorización. Lee un párrafo cualquiera, cierra los ojos y trata de recordar todo lo que hiciste el día anterior. Vuelve a hacer lo mismo aunque, esta vez, repitiendo, sin leer, las frases anteriores.

-Si por ti mismo no puedes hacerlo, matricúlate en un curso para ejercitarla. Seguro que en la web encontrarás uno adaptado a tus necesidades.

-Incrementa tus horas de lectura y disminuye el tiempo que pasas frente al televisor. Cuando lees realizas un ejercicio activo en el que la concentración es fundamental. Sin embargo, el consumo de televisión es, en la mayoría de los casos, totalmente pasivo y no suele requerir ningún esfuerzo mental.

-Tener una vida saludable ayuda, y mucho, a gozar de una buena memoria. Comer equilibradamente, hacer deporte, dormir al menos 8 horas al día y evitar el consumo de alcohol contribuirán a la mejora de tu capacidad de concentración

Intenta ser constante y llevar a cabo estos consejos que te ayudarán, a medio y largo plazo, a mejorar dos aspectos fundamentales en la vida: una mayor capacidad de concentración y memorización. Porque, al fin y al cabo, saber no es otra cosa que recordar.